<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=44935&amp;fmt=gif">

Cómo tranquilizar los nervios en el trabajo expresando saludablemente tus emociones

Por | Publicado el | 5 min. de lectura
<span id="hs_cos_wrapper_name" class="hs_cos_wrapper hs_cos_wrapper_meta_field hs_cos_wrapper_type_text" style="" data-hs-cos-general-type="meta_field" data-hs-cos-type="text" >Cómo tranquilizar los nervios en el trabajo expresando saludablemente tus emociones</span>

Derramaste el café sobre tu escritorio, tu vecino está más ruidoso de lo normal y como cereza del pastel, la fecha de entrega de tu proyecto se atraso varias semanas. ¿Quién no estaría estresado?

Para los que hacen teletrabajo, siempre está la opción de gritarle a la almohada para calmarse y tranquilizar los nervios. Para los que trabajan en oficina o remotamente desde otro lugar, la opción más común es mandarle un mensaje a un amigo o reunirse con un colega que esté cerca.

"¿Tienes tiempo de escucharme un rato?"

Desahogarse es diferente a quejarse—desahogarse es una breve liberación de emociones y frustración que ayuda a tranquilizar los nervios. Expresas verbalmente lo que sientes en ese momento pero sabes que ese sentimiento es momentáneo. Quejarse, por otro lado, tiende a ser algo crónico y se caracteriza por retomar siempre los mismos problemas y echarle la culpa a factores externos por nuestros sentimientos. 

La distinción entre desahogarse y quejarse a veces no es tan clara, pero la principal diferencia es que desahogarse permite tranquilizar los nervios y seguir con tu día de manera relativamente normal.

Es normal tener días buenos y días malos. No dudes en desahogarte en esos días pesados, puede ser una alternativa más saludable que guardárselo todo. ¿Y cómo podemos desahogarnos sin poner en riesgo nuestro trabajo, reputación y relaciones? ¿Cómo desahogarse de manera responsable cuando lo único que quieres es gritar?

GIF de hombre gritando pobre dwight.

Lo que no hay que hacer

Desahogarte en el trabajo puede considerarse como una expresión saludable de sentimientos o puede mandarte directo a la oficina de tu jefe (¡ups!). Veamos qué es lo que no se debe hacer cuando quieres desahogarte y tranquilizar los nervios en el trabajo.

Cuida lo que escribes en el chat (y a quién se lo escribes)

Mandarle un mensaje a tu mejor amigo del trabajo sobre lo "ridículo" que te parece el comportamiento de un colega o cuánto desapruebas su trabajo, puede parecer una buena idea en el momento, pero piénsalo dos veces antes de hacerlo. Los chats online no se salvan de los errores humanos. 

Si le mandas un mensaje privado a la persona incorrecta, o peor aún, si por accidente mandas el mensaje al chat de grupo, podrías afectar seriamente tus relaciones en el trabajo. Lo mismo puede pasar si le mandas un correo con todas tus frustraciones a un colega porque puede acabar en las manos de alguien más.

GIF de Homero escondiéndose en los arbustos

Es mejor no mezclar las comunicaciones de la empresa con las comunicaciones personales. Como regla general, lo mejor es no decir cosas por correo o por chat que no te gustaría que sepa tu equipo. 

Elige sabiamente

Desahogarse es una cosa, elegir con quien desahogarse es otra, y muy importante. Lo primero y más importante es saber a quién le puedes confiar tus sentimientos y la información que estás compartiendo. 

Probablemente es mejor hablar con el colega que conoces desde que empezaste a trabajar allí, que desahogarte con el nuevo becario que seguramente no sabrá qué hacer con la información que le estás compartiendo. No sólo es importante mantener una buena relación con tus colegas, también lo es identificar quien te puede proporcionar el apoyo que necesitas. 

Si estás molesto porque no te consideraron para un ascenso o algo similar, es mejor hablar con el colega que ha demostrado ser empático y comprensivo, que desahogarte con alguien a quien se le dificulta esta parte emocional y empática del trabajo. 

Lo que sí hay que hacer

Ahora que ya sabemos lo que no hay que hacer, es importante saber cómo expresar estos sentimientos y tranquilizarse en esos momentos de estrés

Escríbelo

Elige tu herramienta favorita, papel o teclado, y anota lo que estás sintiendo. Documentar tus emociones ayuda a reducir el estrés en el trabajo y el trauma emocional, e incluso, ayuda a regular las emociones que estás experimentando en ese momento. Escribir lo que sientes ayuda a tranquilizar los nervios porque estás desahogando un sentimiento reprimido.

Tómate todo el tiempo que necesites, sin interrupciones, y escribe hasta que sientas que la tensión disminuye. Expresar lo que sientes de manera escrita te puede ayudar a pensar más claramente sobre los problemas que estás enfrentando. Y aunque no es la única manera de desahogarte y tranquilizarte en momentos de estrés, es un buen comienzo hacia un mejor día.

Sal a caminar

Tomarse un momento para salir a caminar al parque o en la ciudad, trae otros beneficios además del ejercicio. Una breve caminata te ayuda a distraerte, ¡en el buen sentido! Ayuda a bajar la presión arterial, a cambiar el humor en el que te encuentras y, además, disfrutas del aire fresco. 

Mandarle mensajes a tus colegas no es la mejor manera de desahogarse y tranquilizar los nervios en el trabajo, pero invitarles un café o convencerlos de salir a caminar un rato puede hacer maravillas . Es una manera de distanciarte del lugar de trabajo que te permite compartir tus preocupaciones con una persona en la que confías de una manera que no compromete tus relaciones laborales.

¿No hay nadie con quien puedas salir a platicar? Pregunta a algún amigo o colega si tienen tiempo para platicar contigo por videollamada. La videollamada es una buena opción para desahogarte, dejarlo salir todo, tranquilizar los nervios y además evitas la posibilidad de hablar con la persona equivocada o enviar un mensaje que no transmita lo que quieres comunicar en un chat grupal o correo electrónico.

¡Sólo ten cuidado de estar en un lugar que te permita tener privacidad del resto de la oficina!

Problemas semanales

En Trello, incluimos en nuestras reuniones semanales de equipo un tema especial: el desahogo de la semana. Nuestras reuniones son los miércoles, así que los llamamos nuestros miércoles de desahogo que básicamente sirven para combatir el estrés laboral.

lista de trello de las actividades de una reunión

Durante este tiempo, entre 5 y 10 minutos, el equipo tiene la oportunidad de hablar libremente de sus problemas, personales o profesionales. El beneficio de apartar un tiempo específico para estos temas durante las reuniones es que frecuentemente, un colega o manager pueda ayudar a sus compañeros y tranquilizar los nervios que esto puede estar provocando en el equipo.

Por ejemplo, si el problema es que te está tomando demasiado tiempo recibir las respuestas de una encuesta que creaste, es bastante común que un gerente sugiera que te puede ayudar a conseguir respuestas de otros equipos más grandes.

Hablar de los problemas que te causan estrés en el trabajo, que puede ser desde algo trivial como el molesto ruido de la construcción de al lado, hasta la fecha de vencimiento de un proyecto, ayuda a fomentar la unión en el equipo y a ser empáticos con los demás.

Déjalo salir

Expresar tus sentimientos puede ser una manera saludable de crear vínculos, comunicarte con tus colegas y tranquilizar los nervios, pero debes hacerlo de manera que no ponga en peligro tu carrera profesional. Lo importante es la comunicación —algunos problemas son fáciles de solucionar, como "la impresora se descompuso de nuevo", o problemas más serios como "no me siento respetado en el trabajo"— independientemente de la gravedad del problema, es importante analizar y expresar lo que sientes en un ambiente seguro. 

No te lo guardes, toma una pluma y papel o a un buen amigo y déjalo salir.


Ya sean buenos o malos, nos gustaría saber tus comentarios. Nos puedes encontrar en Twitter (@trello)!

Volver al inicio

Transformando la productividad de los equipos

Descubra las integraciones y funcionalidades flexibles de Trello diseñadas específicamente para alcanzar nuevos niveles en la productividad.

¡Comienza ahora!