<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=44935&amp;fmt=gif">

6 consejos para trabajar desde casa: una guía para papás y mamás

consejos para trabajar desde casa

El trabajo remoto es una alternativa al trabajo en oficina por muchas razones, pero probablemente ser padre o madre es una de las razones que lo hace más satisfactorio. Tal vez estás haciendo la transición al trabajo remoto porque te permite una mayor flexibilidad en tus horarios y porque puedes estar en la comodidad de tu casa sin tener que renunciar a tus metas y objetivos profesionales. Pero también podría ser que estés haciendo teletrabajo porque simplemente se presentaron circunstancias inesperadas. 

Ahora, tienes un trabajo de tiempo completo e hijos que educar, eso significa que debes organizar la casa, el trabajo y a los niños, todo mientras aprendes a usar nuevas herramientas para las videoconferencias, ¡suena a mucho trabajo! Sin importar cuál sea el caso, si tienes hijos que necesitan de tu atención constante, ¿qué puedes hacer para ser productivo trabajando desde casa? 

atendiendo los asuntos en casa

Y aunque es un alivio ya no tener que ir a la oficina y poder pasar más tiempo con tus hijos del que pasabas cuando trabajabas en la oficina, el trabajo remoto tiene ventajas y desventajas que debes saber aprovechar o superar si quieres lograr (una especie de) equilibrio entre tu vida laboral y personal sin volverte loco en el proceso. 

Prepara mental y emocionalmente a toda la familia para el trabajo remoto

Uno pensaría que mudarse a trabajar en casa no es una experiencia muy emocional, pero definitivamente se puede generar una mezcla de emociones que podría explotar en cualquier momento si no tienes cuidado.

Karen Alpert de Fast Company lo explica muy bien:

"Trabajar desde casa significa que ya no pierdes tiempo en transporte, pero eso se reemplaza con una doble dosis de culpa."

Lo que suele sucederle a muchos padres que empiezan a trabajar desde casa es que las fronteras entre trabajo y hogar, que antes estaban perfectamente delimitadas, empiezan a difuminarse. Los niños están acostumbrados a que el tiempo que sus padres pasan en casa es para estar en familia, pero ahora que sus papás se mudaron a trabajar desde casa, resulta que deben esperar para que estén con ellos y poder salir a jugar.

Una manera de manejar esta situación es estableciendo espacios y horarios para tus hijos. Si les dices a tus hijos "Cuando [mamá o papá] está en la oficina, es porque está trabajando", los niños entienden que aunque sus papás están en la casa no pueden jugar con ellos.  

Una manera de involucrarlos es permitiendo que te ayuden en el trabajo. 

Por ejemplo, un compañero del equipo de Trello puso a sus hijos a hacer un letrero: un lado es verde y significa que pueden pasar, el otro lado es rojo y significa que mamá/papá está ocupado y deben guardar silencio. De esta manera, los niños participan y ayudan a que sus padres sean más productivos. 

Haz una rutina matutina

Suena tentador poder ir en pijama a la oficina, pero la verdad es que a menos que hayas entrenado a tu cerebro para entrar en una mentalidad estilo "Estoy listo para trabajar", vas a batallar bastante para hacer lo que tienes que hacer.

Y si a eso le sumas el ajetreo de los niños, especialmente si son niños pequeños que todavía necesitan de tu ayuda para comer, y adicional el tráfico que se hace porque están todos en casa, tienes una receta para un desastre de productividad.

gif de bebé haciendo travesuras

Algo que te puede ayudar de sobremanera es hacer una rutina matutina. Y no lo digo sólo yo, lo dicen también los expertos. Muchos líderes mundiales en negocios le atribuyen parte de su éxito y productividad a una rutina matutina bien planteada

Estos son algunos consejos para construir mejores hábitos matutinos, que a la larga te ayudarán a hacer más:

  • Levántate a la misma hora todos los días, incluido el fin de semana. Puede ser difícil cuando tienes pequeños que te mantienen despierto en las noches o que tienen sus propios horarios. Pero levantarse a la misma hora vale la pena porque esa constancia le enseña a tu cerebro a actuar por instinto (así es la mente de caprichosa...).

  • Alístate para el día y ponte perfume. Si tuvieras un trabajo normal de oficina con horario de 9 a 5, pasarías por varias etapas de preparación para ir al trabajo. Esto significa que has acostumbrado a tu cerebro a pasar por todas esas etapas antes de ir a trabajar. Aprovecha que ya has creado esos hábitos y úsalos a tu favor. Lávate los dientes. Cámbiate de ropa. Ponte los zapatos (o pantuflas), ponte tu perfume. Y ve a trabajar. Estas sencillas acciones te indican a ti y a los demás en la casa, que estás en una actitud distinta a la del fin de semana o cuando estás jugando con tus hijos.

  • Escribe tu rutina y apégate a ella. Tu cerebro de padre está lidiando con 50 cosas a la vez. Probablemente se te olvidan más cosas de las que recuerdas. Por eso, si quieres terminar todo lo que quieres hacer, es muy importante que escribas tu lista de pendientes. Mejor aún, puedes hacer una lista digital a la que puedes acceder cuando quieras o sea necesario, ¡algo como un tablero de Trello! Es una técnica demostrada para vencer la fatiga que muchos padres suelen desarrollar.

Establece un flujo de trabajo para trabajar desde casa

Primero, debes tener un espacio exclusivo para trabajar, al que sólo tú tengas acceso. Lo mejor es que sea un espacio cerrado que tenga una puerta con cerradura para preservar la integridad de las videollamadas (aunque es súper lindo que tu bebé entre para enseñarte algo, es mejor evitar esto durante las llamadas importantes).

hijos interrumpiendo tu videollamada

Segundo, debe quedar muy claro para todas las personas en la casa de cómo van a comunicarse contigo cuando estés en horario de trabajo. Puedes pedirle a tu pareja o a la niñera que mejor te envíen un mensaje de texto cuando necesiten algo, así tu decides si puedes hacer algo o no.

No te arriesgues a que tu oficina se convierta en un foco de distracción. Si tus hijos están en el mismo espacio en el que tú trabajas, entonces debes crear un cierto nivel de separación cuando estés trabajando. Lo puedes ver como una "distancia mental" entre el trabajo y el hogar.

Puedes crear un método para organizar la casa, el trabajo y los niños. Utiliza la técnica Pomodoro para agrupar pendientes y terminarlos a tiempo. Por ejemplo, en vez de revisar los correos cuando te llegan, puedes apartar 20 minutos en tu horario para revisarlos todos de una sola vez. Debes ser riguroso con el tiempo que le dedicas al trabajo y evitar los bloqueos productivos utilizando la gestión del tiempo, una matriz de Eisenhower, comunicándote, concentrándote y priorizando.

Los días más productivos generalmente empiezan desde el día anterior. 

¿Cómo?

Aparta unos minutos al día para actualizar tu lista de "Pendientes para mañana" en el tablero de Trello. Usa esta lista para organizar y priorizar las tareas que tienes planeadas para el día siguiente, así podrás empezar a trabajar directamente en los asuntos de mayor urgencia.

De hecho, un consejo que ha resultado muy útil para trabajar desde casa es dividir tu horario de trabajo en tiempo como trabajador y tiempo como manager. Notarás rápidamente que ajustando tu horario no sólo tendrás tiempo para almorzar con tus hijos sino también para hacer los reportes y asistir a las reuniones trimestrales de grupo.

Vas a necesitar un poco de ayuda

Todos los hogares son distintos.

Algunos padres tienen hijos que ya van a la escuela o que no necesitan atención constante y que pueden ayudar cuando llegan a casa. Si es tu caso, entonces tienes suerte porque significa que no vas a tener que invertir dinero en guardería.

Pero si tus hijos son pequeños y requieren de mucha atención, entonces probablemente vas a necesitar ayuda. Organizar la casa, el trabajo y los niños es algo verdaderamente complicado. 

El costo anual promedio de una guardería para las familias en Estados Unidos es de alrededor de 18 000 dólares. La carga se hace mucho menos pesada si un amigo o algún familiar (los abuelos por ejemplo) te ayuda a cuidar a tus pequeños. Si ambos padres trabajan desde casa y no tienen acceso al servicio de guardería, una posibilidad es ponerte de acuerdo con tu pareja para atender a los niños. 

Sea cual sea el caso, si estás planeando hacer trabajo remoto de tiempo completo o a largo plazo (más allá de una situación de crisis temporal), vas a necesitar ayuda. Tal vez lo mejor es hacer cuentas y considerar las opciones. Es importante que sepas que si intentas enfocarte al 100% en el trabajo y al 100% en los niños al mismo tiempo, te vas agotar muy rápido

Cuando quieres hacer las dos cosas a la vez, no sólo se ve afectado tu trabajo, sino también tu tiempo de calidad con tus hijos. Es muy probable que no puedas mantener separados estos dos mundos, pero fijarse límites es la clave para ser productivo trabajando desde casa. 

Una manera de mantenerte involucrado en la organización de sus horarios y actividades es creando recursos para ayudar a la persona que los cuida. Puedes tomar ideas de este tablero de Trello con actividades que los niños pueden hacer en casa. 

Comunícate con tu equipo

Cuando tengas una duda, comunícate, comunícate y vuelve a comunicarte. Para poder ser productivo trabajando desde casa tienes que comunicar absolutamente todo, aunque parezca excesivo.

El contexto también es muy importante. Es mejor que tu equipo esté enterado de alguna situación en casa que te está impidiendo trabajar al ritmo de siempre, que pretender que todo está bien y en realidad estás teniendo dificultades para hacer tu trabajo. 

Puedes compartir un calendario con tu equipo y actualizar regularmente tu horario de trabajo y/o usar tu estado de Slack para indicar tu disponibilidad. Esto es muy útil para tus colegas que necesitan saber cuando pueden (o no) agendar una reunión obligatoria.  

horario de un padre que trabaja en casa

La vida es lo que sucede mientras haces planes. A lo mejor tu bebé está haciendo travesuras en la casa. A lo mejor tu perro se escapó y tienes que ir a buscarlo. Si hay algo seguro, es que siempre ocurrirá algo imprevisto y cuando trabajas desde casa puedes esperar con seguridad que algo va interrumpir tu trabajo. 

La clave está en notificar a tus colegas y managers que estás experimentando algunos distractores en casa, así podrán volver a priorizar el trabajo en caso de ser necesario.

Sí, ellos sabrán cuando estás ocupado. Pero también sabrán cuando estás haciendo deep work, cuando estás disponible para las reuniones y entenderán que todo este tiempo efectivo se va sumando a tu productividad, igual que con todo el personal. Y si tu jefe no está tan de acuerdo con tu situación como a ti te gustaría, intenta comunicarte con él, darle el contexto y las pruebas de que has trabajado bien, esa es la evidencia que necesitas para llevar tu caso a recursos humanos o a un nivel más alto, en caso de ser necesario. 

Cómo tener armonía en nuestra vida laboral y en el hogar

Ser un padre y tener la disciplina para trabajar en casa no es tan simple como trabajar en una oficina donde no hay niños, pero las recompensas son muchas. Ya no perderás tiempo en ir al trabajo pero ahora debes tener disciplina para trabajar en casa y estar muy atento a tu horario, productividad, disponibilidad. Sigue estos consejos para trabajar desde casa y verás cómo te conviertes en un padre súper productivo. 

Para más consejos sobre cómo ser productivo trabajando desde casa, revisa estas otras guías sobre el trabajo remoto. 


Ya sean buenos o malos, nos gustaría saber tus comentarios. Nos puedes encontrar en Twitter (@trello)

Lee también: 5 maneras de dar las gracias en el trabajo