<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=44935&amp;fmt=gif">

¿Quieres cumplir tus metas de año nuevo? Sigue este calendario de hábitos productivos

Cambiando mes a mes

Los compromisos de año nuevo tienen una mala reputación. Y es que, para ser justos, no tienen los procentajes de éxito más prometedores: un impresionante 80% de los compromisos de año nuevo fracasan para la primera semana de febrero.

Pero existe una razón para tantos compromisos de año nuevo fallidos; simplemente son demasiado ambiciosos. Intentar cambiar radicalmente varios aspectos de tu vida al mismo tiempo (¡correr un maratón!, ¡perder 20 kilos!, ¡renunciar a tu trabajo y fundar tu propia compañía!) puede resultar completamente abrumador. Y aunque empiezas con las mejores intenciones, para febrero ya estás exhausto, fatigado y listo para tirar la toalla.

Entonces, los compromisos de año nuevo muy ambiciosos no suelen funcionar para la mayoría de las personas—pero, ¿y qué pasa con los objetivos no tan ambiciosos? ¿Acaso hacer compromisos pequeños y cambios sostenibles podría tener un gran impacto en tu productividad, tu felicidad, y en tu vida?

Hablamos con Gretchen Rubin, autora de los bestsellers Better Than Before: What I Learned About Making and Breaking Habits (Mejor que nunca: lo que aprendí sobre construir y romper hábitos) y The Happiness Project (El proyecto felicidad), para conocer su opinión con respecto de cómo pequeños cambios pueden lograr grandes resultados. Basándonos en estas conversaciones, proponemos 12 pequeños cambios fáciles de manejar, que puedes implementar este año (uno por cada mes) y que tendrán un gran impacto en tu productividad, en tu vida, y en tu felicidad en general durante todo el año.

Domina tu manera de pensar: mentalízate para el éxito

Antes de pasar a los pequeños cambios que pueden generar un gran impacto en tu productividad de este año, vamos a hablar sobre cómo mentalizarte para el éxito.

¿El primer paso para lograr tus metas? Que sean concretas y medibles.

"Las personas suelen plantear resoluciones muy abstractas. Como 'Estar más presente'. ¿Qué significa eso? Okay, es un lunes por la mañana. ¿La semana pasada estabas más presente? No sabes," dice Rubin. "O incluso cosas como "comer más saludable." Okay, eso suena concreto, pero no es realmente medible. ¿Qué significa eso? ¿Vas a llevar tu lunch al trabajo todos los días en vez de salir a comer? ¿Ya no vas a comer postre? ¿Vas a cocinar más? ¿Vas a dejar de comprar chatarra de la máquina de dulces? ¿Qué significa comer más saludable para ti?"

El primer paso es definir tu meta claramente, porque eso hará que te responsabilices y que cumplas tus metas durante el trascurso del año.

¿Y el paso dos? Trabaja para lograr tus metas de año nuevo de una manera que te funcione A TI.

Gretchen Rubin

"Las personas suelen plantear resoluciones muy abstractas. Como 'Estar más presente'. ¿Qué significa eso? Okay, es un lunes por la mañana. ¿La semana pasada estabas más presente? No sabes."

— Gretchen Rubin, autora del bestseller "El Proyecto Felicidad"

 

Todos somos distintos; todos tenemos una naturaleza distinta, distintas tendencias y maneras de hacer las cosas. Nadie es mejor que los demás, esto se trata sobre averiguar quién eres y luego estructurar tu vida de una manera que te ayude a lograr tus metas.

"Algunas personas necesitan rendir cuentas. Entonces, si lo que quieren es ejercitarse, lo que necesitan hacer es inscribirse a una clase con un entrenador personal o ejercitarse con un amigo que los va a estar molestando si no van," dice Rubin. "Pero para otras personas, la responsabilidad es, de hecho, contraproducente... No les gusta tener que seguir un horario. Les gusta hacerlo a su manera, en un horario que les guste... así que decir "Oh, rendir cuentas es genial"; no es toda la verdad. Para algunos, es genial... [pero] para otros, simplemente no funciona."

El punto es que no existe una única solución para lograr un cambio duradero que le funcione a todos. Hay muchísimas maneras de lograr tus metas; la clave del éxito es averiguar cuál es la que funciona para ti y luego intentarlo de esa manera.

Bueno, ahora que ya sabes cómo mentalizarte para el éxito, vamos a ver esos 12 pequeños cambios que puedes implementar en este año, y que tendrán un gran impacto en tu productividad (y en tu ¡felicidad!) durante todo el año.

Enero: elige un tema

Si quieres lograr un cambio duradero, es importante definir cuál quieres que sea ese cambio desde el inicio. ¿Y cómo puedes hacer esto? Escogiendo un tema para el año.

"Algo de lo que hablamos en el Podcast más feliz es sobre escoger un tema de una palabra o una frase para todo el año," dice Rubin. "Tal vez, tu tema puede ser energía, crecimiento, festividad o si es más grande o su métrica o lo que quieras (es algo que quieres mejorar)."

Piensa en lo que quieres lograr este año, y luego elige una palabra u oración que lo resuma. ¿Quieres saber más? Entonces tu tema para este año es "Leer". ¿Buscas estar más presente en tu vida cotidiana? Prueba con "Centrado". ¿Quieres relajarte y dejar de tomarte las cosas tan en serio? Elige "Divertirse" como palabra del año.

Una vez que has elegido tu tema, encuentra la manera de incorporarlo en tu rutina diaria. Esa palabra puede ser la nueva contraseña de tu computadora. O escribe tu palabra, enmárcala y cuélgala en un lugar en donde la puedas ver todos los días. "Elige algo cuando empieces tu día... que te recuerde tus valores más importantes, lo que quieres a largo plazo," dice Rubin.

Elegir un tema para el año y recordarlo a diario puede ayudarte a mantenerte fiel a tus metas, a recordar las cosas importantes para ti y a pensar en el panorama completo. "Ayuda pensar 'esta es la vida que quiero.' Enfócate en eso," dice Rubin. "Cuando estás haciendo algo sin mucha importancia, por ejemplo cuando abres tu correo o cuando estás sentado frente a tu computadora... ese es el momento para pensar en grande y no perderte en nimiedades y resentimientos o en las listas de pendientes cotidianas. Piensa en grande por ti."

 

imagen miniatura de cambiando mes a mesPiensa en tus compromisos de año nuevo, y luego elige una palabra o frase que los resuma. ¿Quieres saber más? Entonces tu tema para el 2019 sera "Leer". ¿Buscas estar más presente en tu vida diaria? Prueba "Centrado". ¿Quieres relajarte y dejar de tomarte las cosas tan en serio? Elige "Divertirse" como palabra del año.

 

Febrero: compra uno extra

¿Algo que puedes hacer este mes para aumentar tu productividad (y facilitarte las cosas en el proceso)? Comprar uno extra.

Probablemente tienes algo que valdría la pena repetir—así que piensa qué podría ser y compra uno extra. ¿Se le acaba muy rápido la batería a tu celular durante el día? Compra un cargador extra. ¿Siempre se te olvidan tus lentes en casa? Compra unos lentes extra y déjalos en tu escritorio.

El punto es que, si utilizas algo muy seguido (y generalmente lo usas en distintos lugares), tener dos te facilitará la vida y podrás ser más productivo. Así que sólo acéptalo y compra dos.

"Las personas se preguntan, '¿por qué debería tener dos? ¿Quién necesita dos?'" dice Rubin. "Pero, la vida será más fácil con dos. Vale la pena. Vale la pena tener dos."

Marzo: duerme con tu ropa de ejercicio puesta

Si quieres ser más productivo en el día (además de ser más sano, feliz, y mejor en general), necesitas hacer ejercicio. Pero, empezar una rutina de ejercicio (y mantenerla) puede ser todo un reto —si quieres convertirla en un hábito, tiene que ser lo más practica que se pueda.

¿Y cómo logras que sea lo más práctica posible? Durmiendo en tu ropa de hacer ejercicio.

"Si quieres hacer algo, que sea fácil hacerlo," dice Rubin. "Muchas personas que duermen en su ropa de ejercicio me han dicho; que de esa manera, no necesitan cambiarse en la mañana cuando van al gimnasio."

Gretchen Rubin en conferencia

Cuando duermes con tu ropa del gimnasio, estás eliminando una de las barreras para ejercitarte en la mañana: tener que despertarte y vestirte para ir al gimnasio. Si duermes en tu ropa del gimnasio, lo único que queda por hacer en la mañana es levantarte e ir a ejercitarte.

Esto es efectivo incluso para las personas a las que no les gusta ejercitarse por las mañanas. Si duermes con tu ropa del gimnasio, estarás listo para ir a ejercitarte, sin importar la hora.

Abril: consigue las herramientas adecuadas

Parte de ser productivo es adaptarse y hacer el trabajo. Pero si no tienes las herramientas adecuadas para lograrlo, de pronto "Getting Things Done" se vuelve más complicado.

Si quieres lograr un gran cambio en tu productividad, invierte en las herramientas necesarias para hacer el trabajo tan eficientemente (¡y placentero!) como sea posible. Cuando tengas las herramientas adecuadas, estarás más comprometido con el trabajo y podrás hacer más cosas en menos tiempo.

¿Estás intentando escribir un libro, pero te duele la espalda cada vez que te sientas a escribir? Invierte en una silla ergonómica. ¿Quieres cocinar tus comidas en casa, pero te frustras porque te toma 30 minutos cortar una cebolla? Invierte en cuchillos de cocina de calidad.

El punto es que, las herramientas adecuadas harán que el trabajo sea más fácil y ameno—y por ende harás más. "El trabajo se disfruta cuando tienes las herramientas adecuadas," dice Rubin.

Mayo: borra una app inservible

¿Tu correo te mantiene pegado a tu celular todo el día? ¿Estás desperdiciando horas todos los días en Facebook o jugando Candy Crush? ¿Tienes alguna app en tu celular que te esta deprimiendo (y por lo tanto drenando tu productividad)?

Si la respuesta es sí, existe una solución muy simple: bórrala. Sí, escuchaste bien.

"Muchas veces, las personas tienen una app tipo 'la mejor app de todas,'" dice Rubin. La app puede ser un juego, una app de redes sociales, tu correo; ¡incluso puede ser una app de productividad! El punto es que te está haciendo perder tiempo y energía que podrías utilizar en otra parte; y borrarla significa que tendrás tiempo y energía para usarlas en dónde sí se necesitan.

Piensa en la aplicación (o aplicaciones) en tu celular que te están impidiendo ser productivo, y deshazte de ella. Te sorprenderás al saber cuánto tiempo estabas perdiendo; tiempo que puedes usar en cosas que realmente importan.

Junio: fija una hora para ir a dormir

¿Alguna vez has planeado dormir 8 horas seguidas, pero terminas viendo tu Instagram a las 2 de la madrugada? Si sí, es hora de aplicarse y fijar una hora para ir a dormir.

"Casi todo lo que es verdad para los niños, también es cierto para los adultos, me parece. Y estamos extremadamente seguros de que los niños necesitan dormir bien; así que cuídate como si fueras un niño," dice Rubin. "Fija una hora para ir a dormir. Determina las horas de sueño que necesitas y piensa 'mi hora de dormir es a las 10:30 pm ' o 'mi hora de dormir es a las 11 pm.'"

Fijar una hora para ir a dormir —y responsabilizarte por ese horario— hará que descanses lo suficiente para poder funcionar a tu máximo nivel.

rutina para dormir

Julio: trabaja en construir una buena rutina para dormir

Fijar una hora para dormir es importante. Pero también lo es seguir una rutina nocturna que te permita alistarte para dormir, mucho antes de la hora de dormir. De lo contrario, seguirás posponiendo la hora de dormir porque estás muy cansado (sí, es irónico).

"Me percaté que estaba posponiendo mi hora de dormir porque estaba muy cansada," dice Rubin, "Cepíllate los dientes, lávate la cara, y cambiate (antes de tu hora de dormir) para que cuando sea hora de dormir, sólo tengas que acostarte y dormirte."

Pon una alarma unas horas antes de tu hora de dormir y cuando suene, alistate para dormir. Tal vez te parezca tonto ponerte la pijama y lavarte los dientes a las 8 de la noche, pero te ayudará a ser más consistente con tu hora de dormir y podrás dormir más tiempo (¡y hacer más!) en el proceso.

Agosto: aplica "la regla del minuto"

La definición de productividad es hacer más. Pero, ¿y una manera fácil y simple que pueda aplicar para hacer más en el día?

La regla del minuto.

"Todo lo que puedas hacer en menos de un minuto, hazlo ya." dice Rubin, "Si puedes imprimir una carta y archivarla. Si puedes revisar un documento y tirarlo. Si puedes colocar tu abrigo en un gancho en vez de colocarlo en el respaldo de la silla. Todo lo que puedas hacer en menos de un minuto, sólo hazlo."

Suena a un cambio pequeño, pero todas esas tareas que se pueden hacer en menos de un minuto se acumulan y pueden desembocar en cambios bruscos de productividad durante el día.

"Las personas me siguen diciendo que hacer esto les permite eliminar un montón de desorden superficial sin importancia —pero súper molesto—... no te roba tiempo o energía porque tarda menos de un minuto, y sin embargo a la gente le sigue sorprendiendo. Esto me hace sentir como si hubiera descubierto un nuevo camino.

Gretchen2

 

"Todo lo que puedas hacer en menos de un minuto, hazlo ya."  —Gretchen Rubin

 

 

Ir haciendo las pequeñas tareas conforme van surgiendo (en vez de posponerlas) es la clave para no sentirte agobiado. Y cuando sientes que tienes el control de tu vida (en vez de sentirte completamente agobiado por todo lo que tienes que hacer), es mucho más fácil sentirte productivo.

Septiembre: elige un cuarto/ área en tu casa y ordénalo

Has escuchado el viejo dicho "desorden en tu cama, ¿desorden en tu cabeza?" En otras palabras, cuando tu entorno está desordenado y caótico, tu ambiente interno también se sentirá igual. Si te suena, ¿no? Cuando tu oficina, tu carro, o tu cuarto son un desorden, tu también te sientes desordenado.

Pero lo opuesto también es verdad. Cuando tu entorno está ordenado, tu interior se sentirá ordenado; y como resultado, tu productividad aumentará. Así que, si quieres ser más productivo, elige un cuarto o un área de la casa y ordénala.

limpiando la casa

"A la mayoría de las personas, ordenar les provoca una sensación de mucho optimismo y un sentido de posibilidad y calma," dice Rubin. "Alguien me dijo una vez, 'finalmente limpié el refrigerador y ahora ya puedo cambiar de carrera.' Y pienso '¡Te entiendo!'"

(De hecho, Rubin está tan convencida del poder de ordenar, que ahora es el tema de su próximo libro Outer Order, Inner Calm: Declutter and Organize To Make More Room For Happiness (Orden externo, Calma interior: ordena y organiza para hacerle un lugar a la felicidad).)

Octubre: invierte en tus sentidos (canela y especias recomendadas)

Ser consciente puede mejorar tu productividad de muchas maneras, desde incrementar la resiliencia al estrés, pasando por mejorar la función inmune, hasta mejorar la atención y la concentración. Pero no tienes porque pasar horas, todos los días, meditando para ser más consciente; puede implementar algo tan simple como agudizar tus sentidos.

Pasar un par de minutos al día para invertir en tus sentidos —ya sea tomándote el tiempo para cerrar los ojos y escuchar tu música favorita o realmente sentir el agua en tu piel cuando te estás lavando las manos— puede regresarte al momento presente, esto te hace más consciente.

"Es algo muy bueno querer estar en el momento presente, y pensar por ejemplo, quiero oler esas toallas recién lavadas. Quiero oler esta galleta de jengibre. Voy a oler el olor del estacionamiento," dice Rubin. "O, buscar el color en tu entorno... decir 'Siempre voy a buscar el violeta. Siempre voy a buscar el escarlata.'"

Enfócate en un sentido cada día, e invierte un par de minutos en ese sentido. Si te tomas el tiempo para experimentar las cosas a través de tus sentidos, serás una persona más consciente (y productiva).

Noviembre: sal a dar un paseo todos los días

Como el clima va cambiando —se hace más frío, oscuro y seco— resulta fácil refugiarse dentro de la casa y quedarse ahí hasta la primavera. "Es muy fácil... durante el invierno no ver el sol", dice Rubin. "Manejas al trabajo cuando está oscuro. Estacionas tu coche en el estacionamiento subterráneo. Trabajas todo el día. No sales a la hora del almuerzo porque hace mucho frío. Simplemente no sales."

El problema es que si no recibes suficiente luz del sol, puedes llegar a sentirte cansado, deprimido y además puede afectar tus ciclos del sueño; que no es exactamente una receta para la productividad.

Así que no importa que tan frío o lluvioso esté afuera, este mes haz el compromiso de salir. Salir, incluso en días lluviosos, puede ayudar a aumentar tu creatividad, mejorar tu humor y la función inmune, además, provee la energía que necesitas para terminar el día.

"Incluso en el día más nublado, cuando sales recibes mucha más luz de la que recibirías en un lugar interior muy iluminado o en un lugar artificialmente iluminado," dice Rubin. "Está nublado. No tendrás la misma sensación que cuando está el sol; pero aún así, te está llegando esa luz que estimula tu cerebro."

Diciembre: aléjate de tu celular

no celulares en Navidad<sup></sup>

El celular provoca fugas mayores de productividad. De hecho, se ha demostrado que tener el celular en el mismo cuarto —aunque este apagado— tiene como resultado una capacidad cognitiva disminuida, lo que dificulta la concentración y la conclusión de tareas.

Así que si lo que quieres es incrementar tu productividad, ¿cuál es el pequeño cambio que puedes implementar que hará una ENORME diferencia? Pon tu celular en un lugar en donde no lo puedas ver.

"Si lo puedes agarrar, seguro lo harás. Es la naturaleza humana. Así que, ponlo fuera de tu alcance," dice Rubin. "No lo pongas en la mesa de la cocina. Guárdalo. Ponlo en una bolsa, en un estante, en un armario con la puerta cerrada, cualquier lugar del que sea difícil sacarlo."

Si dejas tu celular en otro cuarto, no podrás distraerte o tener curiosidad por revisar tus mensajes o apps cada cinco minutos (ojos que no ven, corazón que no siente). Es más fácil concentrarse en la tarea que tienes pendiente y hacer más cosas durante el día, cuando te tomas un descanso del celular en el trabajo.

Pequeños cambios = gran impacto

Todos estos cambios son relativamente pequeños. Pero si los implementas (y los mantienes durante todo el año), para cuando termine el 2020, serás una persona completamente diferente —y más productiva—.


Sin importar si es buena o mala, nos gustaría escuchar tu opinión. Nos puedes encontrar en Twitter (@trello) o puedes escribirnos a  support@trello.com

Lee también: Cómo (por fin) mantener tus propósitos de año nuevo con estrategias de auto-responsabilidad