<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=44935&amp;fmt=gif">

¿Qué son los modelos mentales? Cómo ser más productivo en la vida y en el trabajo

modelos mentales para ser más productivos

Cada quien tiene su propia manera de ver el mundo. 

Tu manera de ver el mundo y todo lo que hay en él (a ti mismo, tu trabajo, tus relaciones, tus metas... literalmente todo) es única, experimentas el mundo a través de una lente que construiste a partir de tus creencias, experiencias y opiniones.

Pero esa lente, no siempre es la forma más clara de ver las cosas.

Por ejemplo, si te encuentras con un problema que nunca antes habías enfrentado, es probable que no tengas la experiencia suficiente para resolverlo. En este caso, ver el problema desde la perspectiva de tu propio lente, no te va a ser de mucha ayuda para encontrar la solución.

Aquí es donde los modelos mentales pueden ser de gran ayuda.

Los modelos mentales te permiten ver el mundo a través de lentes que han sido probadas, examinadas y están libres de sesgos; ayudándote a encontrar la solución a problemas que no forman parte de tu experiencia personal.

Además de ser increíblemente útiles para darte una visión más profunda del mundo a tu alrededor, también pueden servir para llevar tu carrera profesional al siguiente nivel.

analizando a profundidad con Will Smith

Pero, ¿qué son exactamente los modelos mentales?, ¿cómo funcionan?, y ¿cómo puedes usar los modelos mentales para dar una segunda mirada a tus propios pensamientos, creencias, comportamientos y mejorar tu vida profesional en el proceso?

Hablamos con Thomas Oppong, fundador de AllTopStartups y creador de Pensando de acuerdo a modelos (un curso sobre cómo aplicar modelos mentales para avanzar en tu carrera), para saber su opinión como experto en el tema y conocer qué modelos mentales usar para prosperar en tu carrera profesional.

¿Qué son los modelos mentales?

Primero lo primero, antes de hablar sobre cómo los modelos mentales pueden cambiar por completo el rumbo de tu carrera, vamos a ver qué son exactamente los modelos mentales. Thomas Oppong explica: 

"Creo que una definición básica de modelos mentales sería que son herramientas, ideas, principios y percepciones que usamos consistentemente para tomar mejores decisiones o para entender la vida. Todo principio [...] que usamos en nuestra vida cotidiana, ya sea en los negocios, en nuestra carrera profesional o en la vida [se puede considerar] un modelo mental."

¿Recuerdas esa lente de la que estábamos hablando anteriormente, esa lente única a través de la cual ves el mundo? 

Piensa en ella como tu modelo mental, propio y único. Pero existen otros modelos mentales (otras lentes a través de las cuales puedes ver las cosas) que puedes aplicar en situaciones especificas y que te permitirán mejorar tu comprensión y entendimiento, mucho más de lo que serías capaz solo con tu propia experiencia personal. Esto a su vez te puede ayudar a tomar mejores decisiones y a resolver un problema más fácilmente.

Voy a tomarme a mi mismo como ejemplo. Soy escritor, y soy bastante bueno con las palabras (lo digo con humildad). Pero, ¿con los números? No mucho. Entonces si quisiera saber cuánto debería ahorrar cada mes para poder retirarme cómodamente en 30 años, utilizando estrictamente mi propios conocimientos y experiencia, no sabría ni por dónde empezar (¿ahorro $200 cada mes, se lo dejo al destino y espero que sea suficiente?).

Por suerte, no tengo que resolver este problema desde la perspectiva de mi lente; ¡ya existe un modelo mental para eso! 

La capitalización es un modelo mental existente que, cuando se aplica a situaciones de inversión (como el retiro), se puede usar para calcular la cantidad de intereses que se acumulará en un periodo especifico de tiempo.

Así que en vez de romperme la cabeza tratando de saber cuanto dinero debo apartar mensualmente, simplemente aplico el modelo mental de capitalización y ¡listo! Problema de la planeación de mi retiro, solucionado.

CapitalizaciónFuente: The Motley Fool

En palabras simples, los modelos mentales son esquemas sobre cómo funcionan las cosas. 

Guían nuestra manera de pensar, dándonos acceso a estos "lentes" o fórmulas a las que no tendríamos acceso por nuestra simple experiencia. Los podemos usar para mejorar nuestras habilidades de resolución de problemas y así acelerar y facilitar el proceso de toma de decisiones. Oppong explica: 

"Los modelos mentales tienen mucho que ofrecer porque [...] muchas personas han experimentado con distintas maneras de hacer mejor las cosas, diferentes maneras de tomar mejores decisiones. Y luego, han compartido estos principios [e] ideas con todos los demás.

Así que mientras las personas continúen encontrándolos y aplicándolos en sus vidas cotidianas, [los modelos metales] acortan el proceso de decisión y nos facilitan tomar y hacer mejores suposiciones o decisiones." 

En resumen, los modelos mentales nos ayudan a ver más allá de nuestra propia experiencia personal y nos proporcionan una especie de "atajo" mental. Esto facilita, acelera y hace más eficiente encontrar soluciones a los problemas.

¿Cuál es la conexión entre modelos mentales, productividad y éxito?

Bien, ahora que ya sabemos qué es un modelo mental, vamos a hablar sobre cómo funciona, y en particular, cómo se relaciona con tu carrera, éxito y productividad.

Los modelos mentales te pueden ayudar a aumentar tu productividad de varias maneras, logrando que hagas más y llevando tu carrera al siguiente nivel, esto incluye:

  • Reducir el tiempo de resolución de problemas. Imagina que tuvieras que empezar desde cero cada vez que se te presenta un problema durante el día. Aplicando modelos mentales, puedes entender el problema más rápido y más fácilmente, y más importante aún, llegar a la mejor solución y la más productiva.

  • Abrir tu mente a nuevas y diferentes maneras de pensar. Como ya mencioné, todos tenemos una manera única de ver las cosas, pero a veces, esa visión única nos puede estar frenando. Aplicando modelos mentales, puedes eliminarte de la ecuación y ver las cosas desde una perspectiva más objetiva. ¿Y esa voluntad de abrir tu mente y ver las cosas a través de una lente nueva? Es la clave para crecer, personalmente y profesionalmente.

    "Una vez que estás abierto a aprender [y usar distintos modelos mentales], probablemente serás capaz de identificar tus propios sesgos mentales o trampas que finalmente te están impidiendo crecer," dice Oppong.

  • Te ayudan a ser más flexible. Las personas más exitosas son las que aguantan los golpes y se adaptan a lo que les va llegando. Entre más modelos mentales entiendas, tu capacidad de ver las cosas desde una variedad de diferentes perspectivas crecerá, y serás más flexible y adaptable cuando estés resolviendo problemas. 

Los modelos mentales te pueden ayudar a llevar tu carrera al siguiente nivel

Ya sabes qué son los modelos mentales. Ya sabes cómo te pueden ayudar a ser más productivo. Ahora, vamos a ver cuáles son los modelos mentales específicos que puedes adoptar para prosperar en tu carrera.

Círculo de Competencias

El modelo mental llamado círculo de competencias fue desarrollado por Warren Buffet, y aunque originalmente se usó para guiar las decisiones de inversión, también es extremadamente relevante para manejar la productividad de cada persona.

Tu círculo de competencias son las áreas en las que sobresales. Siempre debes quedarte dentro de ese círculo. Si intentas moverte fuera de ese círculo (y enfocarte en tareas en donde tienes un entendimiento o experiencia limitados), no vas a ser tan eficiente y tu productividad va a disminuir como resultado.

círculo de competencias

Fuente: Farnam Street

Así que por ejemplo, digamos que eres el CEO de una startup, y tu círculo de competencias incluye atraer inversionistas, ser mentor de tu equipo, e idear estrategias de amplio espectro.

Si quieres que tu negocio triunfe, ahí es donde debes pasar tu tiempo; si te enfocas en tareas que se encuentran fuera de tu círculo de competencias (por ejemplo, gestionar presupuestos o escribir copyright para redes sociales), tu productividad se verá afectada, y también tu startup.

Tómate el tiempo para identificar tu círculo de competencias. Pregúntate a ti mismo: 

  • ¿Para qué soy bueno? 
  • ¿Qué es lo que me encanta hacer? 
  • ¿En qué áreas sobresalgo? 

Y luego gasta tu tiempo y energía en eso, y averigua como deshacerte de las tareas que se encuentran fuera de tu círculo de competencias (por ejemplo, contratando a una asistente).

Incentivos (es decir, recompensa y castigo)

El modelo de incentivos mentales dice que todos los seres vivos (incluyendo los humanos) se motivan inherentemente mediante incentivos. Cuando entiendes este principio, lo puedes aplicar a tu trabajo para motivarte a hacer cosas.

Por ejemplo, tienes una tareas en tu lista de pendientes a la que le huyes todos los días. Si respondes a incentivos positivos (o recompensas), puedes decirte a ti mismo: "Si logro terminar X o Y tarea para medio día, me puedo dar el lujo de tomarme un café helado en mi descanso." 

gif de incentivos

Si eres el tipo de persona que responde mejor a incentivos negativos (es decir castigos), puedes decirte a ti mismo: "Si no termino la tarea X o Y para las 12 pm, no hay café helado para el descanso de hoy." 

De cualquier manera, la recompensa o el castigo es el incentivo que necesitas para enfrentar esa tarea que odias. Así podrás terminarla e incrementar tu productividad en el proceso.

Marco de reducción del arrepentimiento

A veces, la decisión que te da una gratificación instantánea no es la mejor decisión o la más productiva, y es allí donde entra el marco de reducción del arrepentimiento.

"Un [modelo mental] que me parece muy útil es el marco de reducción del arrepentimiento, " dice Oppong. 

Desarrollado por el CEO de Amazon, Jeff Bezos, el marco de reducción del arrepentimiento te permite pensar más allá del momento presente y te ayuda a tomar la mejor decisión para tu futuro. 

Oppong explica:

"Cuando estés planeando algo, en lugar de considerar una opción que te beneficia a corto plazo, mejor enfócate en el largo plazo. El largo plazo no sólo se refiere a los próximos 5 o 10 años sino [...] a los próximos 15 o 20 años."

Este modelo mental te da un marco para evaluar tus decisiones y saber el impacto que van a tener en tu éxito y bienestar a largo plazo.

Por ejemplo, imagina que te ofrecen un ascenso en el trabajo, pero esto requiere que estés más tiempo en la oficina. Si sólo estás pensando en el beneficio a corto plazo, tal vez estarías tentado a decir que no (¿quién quiere estar en el trabajo hasta tarde cuando está la nueva serie en Netflix?) Pero si aplicas el contexto de reducción del arrepentimiento, puedes saber qué tanto va a impactar esa decisión a largo plazo y darte cuenta de que, dentro de 10 años, probablemente te vas a arrepentir de haber rechazado un ascenso sólo por Netflix.

Ley de los rendimientos decrecientes

La ley de los rendimientos decrecientes se define como "el punto en el que el nivel de ganancias o beneficios ganados es menor que la cantidad de dinero o energía que se invirtieron". Puedes usar este modelo mental para maximizar tu rendimiento y estar seguro de que sacarás el mayor provecho de la inversión.

¿La clave para utilizar exitosamente la ley de los rendimientos decrecientes? 

Identificar el "punto" en donde la energía supera el beneficio y cerciorarse de trabajar hasta ese punto, pero nunca rebasarlo.

Este es un gran ejemplo de la ley de los rendimientos decrecientes: el número de horas que trabajas a diario. 

dormir en la oficina

Todos llegamos a un punto en el que ya no vale la pena continuar, técnicamente estamos "trabajando" pero estamos tan exhaustos mentalmente, que en realidad ya no estamos haciendo nada.

Identifica el momento del día en el que llegas a ese punto, trabaja hasta ese momento y no más. Esto te ayudará a maximizar tu productividad cada día (sin pisar el territorio del agotamiento).

Mentalidad de crecimiento o mentalidad estática

Según este modelo mental, liderado por la psicóloga e investigadora de Stanford, Carol S. Dweck, en su libro, Mentalidad (Mindset en inglés), existen dos maneras de verte a ti mismo: con una mentalidad estática o con una mentalidad de crecimiento.

Si tienes una mentalidad estática, crees que la persona que eres (eso incluye tus capacidades, talentos y habilidades) está grabado en piedra. Eres quien eres, ¿no? No puedes cambiar.

Una mentalidad de crecimiento es justo lo opuesto, es la creencia de que tus capacidades, talentos y habilidades evolucionan constantemente. Siempre tienes la posibilidad de cambiar y como lo implica el nombre, de crecer.

Cuando ves tu carrera con una mentalidad de crecimiento, siempre vas a dejar la puerta abierta para nuevas oportunidades de aprender, crecer y cambiar, sin importar que tan exitoso seas. 

"Si tienes una mentalidad de crecimiento, entonces serás capaz de [crecer] en donde sea que te encuentres, aún si te encuentras en la cima de la pirámide corporativa, serás capaz de seguir creciendo". dice Oppong.

Adoptar una actitud de crecimiento no sólo te permite tener una carrera más exitosa y productiva, también te permite hacerla más emocionante. Cuando estás abierto a crecer, aprender, cambiar y evolucionar, ¡quién sabe hasta dónde podrías llegar!

Utiliza modelos mentales para un éxito rotundo

Todos tenemos nuestra manera de ver el mundo. Pero los modelos mentales te permiten ampliar esa perspectiva y encontrar nuevas formas, diferentes y más eficientes de pensar y trabajar. ¡Esto es un factor clave para llevar tu productividad a las nubes y alcanzar con tu carrera el éxito que te mereces!


Sin importar si es buena o mala, nos gustaría escuchar tu opinión. Nos puedes encontrar en Twitter (@trello).

Lee también: Cómo hacer rendir más tu tiempo en el trabajo (de verdad)